Skip to content

Guía efectiva para redactar el mensaje de seguimiento al envío de tu currículo en situación de vacantes no publicadas

Index

    Al escribir un mensaje de seguimiento después del envío de tu currículum en posiciones que no han sido anunciadas o públicas, es crucial asegurarse de mantener la comunicación profesional y cortés mientras reiteras tu interés en el puesto. Este artículo proporcionará una guía eficaz para redactar un mensaje efectivo que destaque tus habilidades sin ser intrusivo o pegajoso.

    Preparación inicial: Antes de escribir el mensaje, asegúrate de revisar minuciosamente tu currículum y conocer con precisión lo que busca la empresa en cuestión. Identifica las habilidades clave y experiencias relevantes que cumplen o superan los requisitos del puesto, para así poder resaltar estos aspectos al escribir el mensaje de seguimiento.

    Clasificación de la fecha de envío: Determina si ha pasado suficiente tiempo desde la fecha en que enviaste tu currículo y evita ser demasiado insistente o pegajoso. Considera las fechas típicas para un seguimiento después del envío, por lo general alrededor de una semana a dos semanas dependiendo de la industria específica.

    Título personalizado: Inicia el mensaje con un saludo amable y título que destaque tu interés en el puesto en cuestión, por ejemplo, «Gracias por revisar mi currículo para el cargo [nombre del puesto]». Esto muestra profesionalismo y cortesía.

    Resaltar experiencia relevante: En los siguientes párrafos, resalta tus habilidades clave, experiencia de trabajo previa y resultados logrados que demuestren tu interés en el puesto actual. Relaciona esta información específica con las necesidades o retos mencionados por la empresa durante su proceso de contratación para mostrar cómo eres una opción viable.

    Comunicación del mensaje: Asegúrate de que tu mensaje esté bien estructurado y sea claro. Mantén un tono profesional, positivo y sinceramente interesado en el puesto. Evita utilizar frases como «siento falta», «espero» o «me gustaría», ya que pueden ser interpretadas de manera ambigua o pegajosas.

    Cierre del mensaje: Concluye tu mensaje agradeciendo nuevamente por su tiempo y consideración, ofreciendo una forma para que el destinatario pueda contactarte si necesita más información y indicando tu disposición a trabajar con la empresa en un futuro cercano.

    Escribir un mensaje de seguimiento efectivo al enviar tu currículo es una parte importante del proceso de búsqueda laboral, y tomar medidas para redactarlo adecuadamente puede aumentar tus posibilinas de ser seleccionado por la empresa. Recuerda, el objetivo principal es comunicar profesionalismo e interés en el puesto sin sobrecargar al destinatario o afrontar una actitud pegajosa.

    Identificar el contexto laboral

    Cuando se trata de escribir un mensaje de seguimiento después de enviar un currículum a una posición laboral que no está publicada o a la cual se ha aplicado sin aviso previo, es crucial abordarlo con profesionalismo y respeto para mantener tu perfil positivo ante el empleador. En primer lugar, revisa detenidamente las instrucciones de presentación proporcionadas en las páginas web o en los comunicados internos del puesto objetivo.

    En caso de no recibir una respuesta directa tras la aplicación inicial, el siguiente mensaje debe ser cortés y enfocado. Comienza por expresar tu agradecimiento por considerar su solicitud y asegúrate de mencionar brevemente la razón para haber elegido ese puesto en particular. Por ejemplo:

    «Estimados señores/as, muchas gracias por tomarse el tiempo de revisar mi currículo para [Nombre del Empleo], un rol que considero una perfecta combinación de mis habilidades y experiencia laboral previa en [Industria o Título relevante]. Agradezco profundamente la posibilidad de demostrarle cómo mi perfil aportaría valor a su equipo.»

    Luego, reconoce que han tenido una gran cantidad de candidatos y enfócate en tu motivación personal para el puesto o la empresa. Esto no solo demuestra entusiasmo por la posición sino también respeto por la labor del departamento de recursos humanos:

    «Entiendo completamente que existen múltiples candidatos comprometidos y buscando oportunidades similares, pero quisiera reafirmar mi interés en [Nombre del Empleo], donde realmente valoro la cultura de innovación y el enfoque de la empresa hacia resultados tangibles.»

    Finaliza tu mensaje redactado con un llamado para una reunión o entrevista informal, siempre abierto a sus consejos o disponibilidad:

    «Me complace solicitar si podrían considerar un encuentro para discutir mi perfil en relación al puesto [Nombre del Empleo]. Estoy más que dispuesto a adaptarme a su calendario y seguir adelante con este proceso. Agradezco nuevamente tu atención y espero una posible oportunidad de contribuir al éxito de su equipo.»

    Este enfoque demuestra tanto el interés como la profesionalismo, lo cual es fundamental para mantener una buena impresión sin asumir que no hay posibilitaciones abiertas.

    Preparación inicial del mensaje

    El proceso de preparación inicial del mensaje de seguimiento es crucial cuando se busca enviar un currículo a una vacante que no está publicada o está fuera de alcance directo. La redacción de este mensaje debe ser cortés, profesional y enfocada en mostrar tu interés sincero por la posición e iniciando el diálogo con los empleadores. Aquí hay algunos pasos a considerar para prepararte efectivamente antes de enviar el mensaje:

    1. Investigación del empleador: Realiza una investigación exhaustiva sobre el equipo directivo y la empresa en general, así como cualquier información relevante que pueda ser incluida para personalizar tu comunicación. Esto demuestra dedicación e interés genuino hacia su organización.

    2. Contenido del mensaje: Planifica los puntos clave que quieras destacar al enviar el mensaje. Puedes mencionar cómo te relaciona tu experiencia y habilidades con las tareas de la vacante no publica, o si existe alguna razón específica por la cual te interesa trabajar en dicha empresa.

    3. Propuesta personalizada: La idea es personalizar el mensaje para que destaque su individualidad. Esto podría implicar mencionar cómo tus fortalezas y objetivos se alinean con los valores y la misión de la organización, o si existe alguna forma en la que puedes contribuir al equipo sin tener el puesto específico.
      e incluye algunos ejemplos del trabajo realizado anteriormente para demostrar tu compromiso y habilidades profesionales.

    4. Llamados a la acción: Al final de tu mensaje, debes sugerir una forma en que quieres continuar el diálogo o tomar las siguientes acciones. Puedes pedir un posible encuentro para discutir tus capacidades y cómo puedes ser útil para su organización, así como la apertura de posibles pasantías o proyectos piloto con ellos.
    5. Tono y estructura: El mensaje debe tener un tono respetuoso, profesional y cortés. La estructura del mensaje es importante también; comienza por saludar a la persona correcta y su departamento (si conoces el nombre de alguien), luego menciona tu interés en la vacante y cómo tu experiencia se alinea con las necesidades de la empresa, concluye resaltando tu disponibilidad para discutir más detalles y ofertas.

    Asegurándote de seguir estos pasos iniciales de preparación, podrás enviar un mensaje que transmite confianza en ti mismo sin parecer agresivo o insistente, aumentando así tus posibilidades de captar la atención del empleador y abrir el camino para futuras entrevistas.

    Personalización adecuada al destinatario

    La personalización adecuada es una herramienta indispensable al momento de enviar un currículum a posibles empleadores, especialmente cuando se trata de vagas no publicadas. Al elaborar el mensaje de seguimiento, es crucial destacar aspectos específicos que hacen de ti un candidato idóneo para el puesto en cuestión, mientras mantienes la cortesía y profesionalismo.

    1. Reconocimiento de la oportunidad única: Iniciar con una frase como «Me gustaría expresar mi interés por la vacante [Nombre del puesto] que he notado en su sitio web», establece desde el principio que estás consciente de la posición. Esto muestra dedicación y atención al detalle, factores valiosos para cualquier empleador.

    2. Integración de conocimiento de la empresa: Enfócate en lo que conozcas o hayas aprendido sobre la empresa, por ejemplo, «He seguido su trayectoria y estoy impresionado/a por [su logro reciente], lo cual demuestra un compromiso sólido hacia innovación» o «Siento mucho entusiasmo con respecto a cómo mi experiencia en [área de especialización] podría contribuir al crecimiento y éxito del equipo».

    3. Comparación entre habilidades personales e expectativas de la empresa: Presenta un vínculo claro entre tus competencias y las necesidades específicas mencionadas en el anuncio, asegurándote de que tu mensaje se sienta personalizado. Por ejemplo, «Estimando como [posición], he desarrollado habilidades en [skills] que coinciden estrechamente con los requerimientos descritos para este puesto».

    4. Contenido exclusivo o especial del currículo: Hacer mención de algo único dentro de tu currículum, como una capacitación específica o un proyecto no comercial, puede captar la atención del empleador. «Quisiera destacar mi experiencia con [nombre del proyecto], que fue ejecutado en el contexto de [descripción], proporcionando resultados significativos y alineándome directamente con los valores de [Nombre de la empresa]».

    5. Confianza y optimismo verbal: Finaliza tu mensaje manteniendo una postura segura pero no demasiado confiada, mostrando que eres un candidato comprometido y esperanzado en tener la oportunidad de colaborar con el equipo. «Le agradezco por su consideración y estaría encantado de discutir cómo mi perfil puede alinearse con [Nombre de la empresa] para contribuir a proyectos futuros».

    Al seguir estas pautas, tu mensaje de seguimiento se destacará no solo como un reflejo de tu interés sostenido y conocimiento profundo sobre el puesto y la empresa, sino también como una demostración de profesionalismo en su redacción.

    Reflejar la pasión por el puesto

    En el mundo laboral competitivo, la pasión por el puesto juega un papel crucial, y comunicársela a través de un mensaje de seguimiento efectivo tras enviar tu currículo puede ser fundamental para destacarte entre otros candidatos. A continuación, te presentamos algunos párrafos que podrías incluir en tu mensaje de seguimiento para reflejar esa pasión:

    1. Mostrar entusiasmo y motivación por la empresa y el puesto específico: Inicia tu mensaje destacando cuánto has estado observando a la organización o haciendo investigaciones sobre ella, y cómo su enfoque, misión o productos se alinean con tus valores personales e intereses.
    2. Enfatizar experiencias relevantes: Relata un momento memorable de tu experiencia profesional que te llevó a considerar la posición específica como una opción ideal para tu crecimiento y desarrollo. Esto puede ayudar a demostrar cómo tus habilidades y logros anteriores han preparado bien a ti para el puesto en cuestión.
    3. Expresar conocimiento de los objetivos y retos del puesto: Demuestra tu interés al mostrar que has hecho investigaciones sobre las necesidades, desafíos y objetivos del puesto específico y cómo tus habilidades y experiencia pueden contribuir a alcanzarlos.
    4. Mostrar compromiso con el crecimiento profesional: Expresa entusiasmo por los programas de capacitación, oportunidades de aprendizaje y desarrollo personal que ofrece la organización para su equipo, mostrándote como alguien dedicado a mejorar constantemente y alcanzar sus metas.
    5. Cerrar con una nota amable y profesional: Termina tu mensaje indicando tu interés en mantenerse informado de cualquier oportunidad de trabajo que se presente y agradeciendo por su tiempo y consideración mientras te esperan las vacantes no publicadas.

    Incluir estos elementos en el mensaje de seguimiento después del envío de tu currículo puede ayudarte a transmitir tu pasión por un puesto y diferenciarte positivamente ante los empleadores. Recuerda ser conciso, pero siempre personalizar tus palabras para reflejar cómo tu experiencia y visión se alinean con la organización y el puesto específico en cuestión.

    Seguimiento cortes de intervalos

    El seguimiento adecuado tras la presentación de su currículum es una táctica estratégica crucial que puede diferenciar a un postulante del resto y abrir puertas para posibles oportunidades no públicas. En el contexto de vacantes no publicadas, elaborar mensajes de seguimiento precisos y personales se convierte en una herramienta valiosa para mantenerse al tanto de las empresas potenciales.

    Comenzando con un párrafo introductorio, es fundamental expresar gratitud por la atención recibida sin parecer desesperado ni invasivo. Un ejemplo sería: «Estimada [nombre del contacto], gracias nuevamente por haber revisado mi currículum y considerarlo para el puesto en [empresa]. He quedado muy impresionado con la visión de su empresa y creo que ofrezco las habilidades pertinentes».

    En el segundo párrafo, se puede reforzar la motivación personal y profesional por participar en la empresa. Esto demuestra entusiasmo genuino por contribuir al éxito de la organización: «He seguido monitoreando los proyectos que [nombre de la empresa] ha realizado recientemente, como [proyecto específico], y estoy emocionado por la posibilidad de aplicar mis habilidades en una iniciativa similar».

    Por último, el tercer párrafo debe ser suave pero persistente en solicitar un seguimiento personal. Deberías expresar disposición para adaptarte al ritmo y preferencias del contacto: «Entiendo que las candidaturas son procesadas a un ritmo establecido y agradezco cualquier información adicional o pasos futuros sobre cómo puedo contribuir efectivamente a [nombre de la empresa]».

    Este enfoque respetuoso, personalizado y proactivo puede ayudar a forjar una buena impresión y mantener su nombre presente durante el proceso de selección, incluso para vacantes que no están formalmente publicadas.

    Formular preguntas de seguimiento inteligentes

    Redactar un mensaje de seguimiento después de enviar tu currículo a una vacante que no se ha publicado puede ser una táctica útil para llamar la atención del empleador sobre tu aplicabilidad, pero es crucial hacerlo con cuidado y profesionalismo. Aquí hay algunos puntos clave para formular preguntas de seguimiento inteligentes en dicho mensaje:

    1. Establece una relación previa sólida: Antes de enviar tu correo electrónico, asegúrate de haber investigado al empleador y establecerte como un candidato considerado con conocimiento sobre la empresa. De esta manera, podrás mencionar aspectos específicos que te gustaría discutir durante el seguimiento.
    2. Demuestra tu interés: Muestra pasión por el puesto y la compañía. Puedes hacerlo al abordar alguna tendencia o desafío actual del sector relevante a la empresa, indicando cómo crees que podrías contribuir a su crecimiento.
    3. Complementa tu experiencia: En vez de simplemente volver a mencionar tu currículo, habla sobre cómo has aplicado tus competencias en proyectos recientes o trabajos anteriores para resolver problemas específicos que podrían encontrarse con el empleador actual.
    4. Mantén un enfoque profesional: Tu mensaje de seguimiento debe estar centrado y enfocado en la vacante a la que estás aplicando. No te desvíes del tema ni hagas preguntas personales o demasiado familiares, para mantener una buena imagen profesional.
    5. Pregunta sobre el proceso: Puedes hacer un seguimiento al correo electrónico indicando tu interés en obtener información adicional sobre la formación de equipo, las etapas del proceso de selección o cualquier otro aspecto que sea relevante y no esté publicado.
    6. Aprende de los demás: Preguntar cómo se ha desarrollado el proceso para otras vacantes puede proporcionarte una idea de cuánto tiempo toma la empresa y qué espera del candidato potencial. No obstante, siempre sé cortés y respetuoso con cualquier información que te proporcione sobre otros aspirantes.
    7. Investiga: Antes de enviar el mensaje de seguimiento, asegúrate de haber revisado la página web de la empresa o las redes sociales para ver si hay algún dato relevante que puedas mencionar en tu correo electrónico.

    Preguntar preguntas bien formuladas puede mostrar al empleador que tienes una perspectiva profesional y estás comprometido a trabajar con ellos para encontrar un candidato ideal. Estos puntos clave te ayudarán a redactar mensajes de seguimiento efectivos y reflejarán tu seriedad y dedicación hacia la vacante en cuestión.

    Evitar solicitudes insistentes

    Al enviar tu currículo a posibles empleadores, es común recibir invitaciones de seguimiento para confirmar su interés en la empresa o concreción de una entrevista. Sin embargo, en ocasiones pueden llegarse a recibir solicitudes insistentes, lo cual puede resultar incómodo y potencialmente dañino para tu relación profesional. A continuación se presentan algunos párrafos que podrías incluir en un mensaje de seguimiento efectivo, manteniendo una actitud profesional pero firmemente respaldando tus preferencias:

    «Estimado [Nombre del Representante],

    Gracias por tomarse el tiempo para revisar mi currículo y considerarlo para la posición disponible en [nombre de la empresa]. Estoy muy interesado en la oportunidad que me ofrece y agradezco mucho su evaluación.

    Recientemente, he reflexionado sobre mis comunicaciones y quiero expresarte mi preferencia por mantener nuestra correspondencia dentro del ámbito profesional formal y respetuoso. Considero esencial manejar estos procesos de manera eficiente y sin excesivas solicitudes. Por lo tanto, me gustaría reiterar que no aprecio recibir más invitaciones directas para entrevistas o reuniones adicionales, ya sea por medio de correo electrónico, mensaje de texto o llamadas telefónicas sin previo aviso.

    Si la información requerida para procedimientos formales se encuentre disponible en línea, estaré más que dispuesto a revisarlo y manejar los trámites necesarios desde ahí. Por otro lado, siempre estaré abierto a cualquier consulta o duda relativa al proceso de selección en [nombre de la empresa], siempre que sea respetuoso con mis preferencias mencionadas anteriormente.

    Agradezco su comprensión y apoyo en este proceso. Quedo a la espera de recibir cualquier comunicado formal procedente del departamento de recursos humanos o cualquier otro medio oficial, que se adhiera al manejo profesional de comunicación mencionado anteriormente.

    Atentamente,
    [Tu Nombre]»

    Manteniendo un tono profesional

    En la etapa posterior a la presentación de su currículo, es fundamental que los candidatos mantengan una postura profesional y enfocada hacia la búsqueda laboral. Un mensaje de seguimiento efectivo puede ser un factor diferencial que destaque al aspirante entre otros contendientes, especialmente en situaciones donde no se publica el puesto de trabajo abiertamente.

    Primero, es importante recordar a los potenciales empleadores la fecha y método de envío del currículo. Esto evitará que desvíe su atención por parte de otros documentos o solicitudes recientes. A continuación, se puede expresar el interés en la empresa y mencionar específicamente cómo los valores y objetivos de la organización coinciden con aquellos del candidato.

    El mensaje debe mantener un tono cortés y respetuoso, reconociendo que las posibilidades laborales son variables e inciertas, pero asegurando al empleador que su trabajo es muy valorado en la búsqueda de talento competente y motivado. Además, es útil recordarle al destinatario el hecho de haberse mostrado interesado previamente y reafirmar la intención de colaborar para lograr una coincidencia profesional.

    Es crucial evitar repetir demasiadas veces los argumentos o cualidades ya mencionados en el currículo, pero sí incluir cualquier información relevante adicional que pueda ser beneficiosa. El mensaje podría culminar reiterando la gratitud por la consideración y solicitando un encuentro virtual para discutir de manera más profunda los antecedentes profesionales y experiencia del candidato, siempre alineado con las necesidades específicas que pueda presentar el empleador en ese momento particular.

    Conclusión

    Enviar una carta o correo electrónico de seguimiento después de entregar tu currículum a un empleador puede ser una estrategia efectiva para destacarte y demostrar tu compromiso con el puesto. A continuación, se detallan algunas consideraciones clave que debes tener en cuenta al redactarlo:

    1. Personalización y relevancia del mensaje: Tu seguimiento debe ser personalizado y dirigido a un empleador específico, ya sea por correo electrónico o carta de carácter formal. Dentro de tu mensaje, debes recordar que eres la persona que postuló a la vacante no publicada para demostrar tu interés persistente y atención al detalle.
    2. Contextualización del correo: En el mensaje, puedes mencionar cuándo te contactaste con el empleador por primera vez o cómo tienes información actualizada sobre la empresa o posición laboral objetivo. Esto muestra tu enfoque proactivo y compromiso en conocer mejor a los empleadores potenciales.
    3. Resumen de competencias: Repasa brevemente tus habilidades clave, experiencias relevantes y logros que te han permitido brindar un valor agregado para la empresa. Esto demuestra tu capacidad de comunicarte efectivamente y resaltando lo mejor de ti al momento del contacto directo con los posibles empleadores.
    4. Solidificación de interés: En este punto, puedes reiterar tu interés en la vacante no publicada, destacando cómo su misión, visión o cultura empresarial se ajustan a tus valores y objetivos profesionales. Esto ayuda a mantener tu nombre presente para el empleador y le demuestra que has evaluado bien si es el lugar adecuado para desarrollar tu carrera.
    5. Solicitud de seguimiento: Al final, no olvides solicitar una reunión informal o incluso un llamado telefónico con el responsable de contratación. Esto demuestra tu confianza en tus habilidades y te permite presentarte de manera más personal para que los posibles empleadores puedan tener una visión integral de ti como candidato potencial.

    La estrategia de enviar un mensaje de seguimiento a la entrega de tu currículo en vacantes no publicadas puede ser muy beneficiosa si se realiza correctamente y personalizada. Es importante que mantengas un tono profesional y respetuoso y evites cualquier lenguaje incómodo o demasiado perspicaz. Tu seguimiento debe reflejar tu interés en la empresa, compromiso con el puesto objetivo y capacidad de comunicarte de manera efectiva para destacarte dentro del proceso selectivo laboral.