Conoce las 5 Mejores Técnicas para Memorizar Más Fácilmente

Memorizar algún tema puede llegar a ser una tarea tortuosa, difícil y hasta imposible.

Sin embargo, existen técnicas que pueden facilitar el acto de la memorización. En este artículo conocerás 5 de estas técnicas, con las que fácilmente podrás memorizar todo lo que necesites aprender, asimilar y recordar.

Técnicas para Estudiar Mejor

Sé un mejor estudiante por medio de estas técnicas que son sencillas de implementar, y disfruta de los beneficios de estudiar de la mejor manera.

Estas son 5 técnicas para memorizar más fácilmente, de manera que podrás escoger las que más se adapten a tu gusto y comodidad:

Repite en Voz Alta la Lectura a Memorizar

La repetición en voz alta es mucho más efectiva que repetir mentalmente algo para intentar memorizarlo.

La estrategia de repetir en voz alta lo que queremos memorizar funciona porque el cerebro exterioriza los pensamientos, dándoles forma de palabras y por lo tanto haciendo más sencillo el proceso de memorización, ya que se está fijando en la memoria algo que es real, que se escucha, que produce sonidos.

El hecho de que leas en voz alta lo que quieres memorizar, hace que la información llegue al cerebro por medio de dos días: visual y auditiva.

Haz una Grabación con lo que Quieres Memorizar

Para resolver el problema del tema que no recuerdas y que probablemente pondrá bajo amenaza tu rendimiento en los estudio, otra técnica es la de hacer una grabación.

Es sencillo, cuando escuchas una canción en distintos momentos del día, y en diversos contextos, la recordarás aun sin querer recordarla. Entonces, ¿por qué no usar una técnica de grabación?

Graba el tema que quieres memorizar, puedes hacerlo en tu celular y escúchalo durante el día en distintas ocasiones. Verás cómo al final del día habrás memorizado fácilmente. Convierte en audio la lección y disfruta de esta técnica sencilla y efectiva.

La Técnica de Escribir

Quizás no sea tan sencilla como la de hacer una grabación, pero escribir y rescribir la información, te ayudará a recordarla con más facilidad.

Ahora, debes tomar en cuenta una clave, y es que no se trata de escribir en una computadora, sino escribir a mano sobre papel, ya que esta acción te permitirá fijar mejor los datos a memorizar.

Además de ayudarte a memorizar, también te servirá para familiarizarte con la información que quieres recordar. Para sumarle efectividad a esta técnica, puedes escuchar la información en un audio mientras transcribes.

Memorizar a Base de Explicación

No se trata de recibir explicación sino de darla.

Explicar aquello que necesitas memorizar te permite abordar nuevos niveles de comprensión que como resultado te llevará a una mejor fijación de los datos.

Esta técnica la puedes implementar de distintas formas, una de ellas es leyéndole la información a otra persona y luego de hacer la lectura le explicas lo leído, con tus propias palabras.

Si se te dificulta explicarles a otras personas, porque te da vergüenza, puedes implementar esta técnica leyéndote a ti mismo frente al espejo y luego explicándote como si lo hicieras a otra persona.

Habla con otro sobre el Tema a Memorizar

Cuando prácticas un deporte o alguna afición con otra persona, ¿qué sucede? Te vas haciendo más experto en la práctica, ¿cierto?

Lo mismo debes aplicar para la memorización de temas que sean prácticos. La conversación también es válida en esta técnica. Pues cuando conversas con otros sobre temas que son de tu interés, memorizas datos nuevos.

Igualmente sucede si conversas con alguien que sepa sobre el tema que quieres memorizar. Busca a alguien que sea experto en la lección que quieres aprender y comparte los criterios que necesitas recordar, con toda seguridad los memorizarás fácilmente.

Esta son las técnicas con las que lograrás tener un mejor proceso de memorización, como puedes ver son fáciles de implementar, son sencillas y muy efectivas.

Pero antes de culminar este artículo, necesitas seguir un consejo que aplica a todas estas técnicas, se trata de descansar en intervalos. No te aboques a la memorización de forma estricta. Escoge una de las técnicas recomendadas, pero toma pausas, descansos.

Puedes dedicar unos minutos e incluso una hora para relajarte y distraerte. Puede ayudarte mucho tumbarte en la cama por unos minutos y cerrar los ojos. Después del descanso continúa con la técnica para memorizar.

El descanso evitarás que te sobresatures y que por lo tanto tu cerebro quede incapacitado para la memorización.